24
35
Copia-de-IMG_0756
DíaAvesmigratorias2015_ADC-(53)

Introducción

Una semana del mes de julio de 1996, la imaginación, la inteligencia y el amor se dieron cita en el Sur de Colombia. Llegaron viejos amigos y amigos que no se conocían. Todos esperaban el “Encuentro” para compartir sus experiencias y sus alegrías. Fueron días dinámicos, pues se concentró tanta energía y se combinaron tantas ideas, que a nadie le quedó duda que el rumbo del país puede ser distinto; incluso ya lo es en los corazones y lo está siendo en la cotidianidad de las fincas, las casas, las universidades y hasta los consultorios de quienes acudieron a la cita.

Fue una invitación nueva pero a nadie le pareció extraña. Convocamos a disoñar y llegaron maestros, todos versados en tal práctica, portadores de Duendes de Suiza, Estados Unidos, Brasil, Chile, Canadá, España, Guatemala, Alemania y de todos los rincones de Colombia, desde San Andrés hasta Leticia, y desde el mar Pacífico hasta el río Orinoco: los cuatro puntos cardinales como un abrazo, rodearon esta patria que ha sabido del dolor como pocas.

Estas gentes que hacen y piensan, que crean e imaginan, que sueñan y diseñan, dejan plasmados en estas páginas horizontes muy amplios: distancias que cada cual estaba recorriendo y que ahora podemos extender. Los Disoñadores del Futuro de este encuentro en el Sur, nos ayudamos a sentirnos menos solos, pero también a sentirnos diferentes y, por tanto, más ricos.

Estas memorias son sin duda incompletas, pues no tienen el aire frío de la Cocha, ni los abrazos, ni la música, convertidos en energía. La verdadera memoria está escrita en cada uno de los participantes: a ellos pertenece. Por ellos cada lectura será única y cada ejemplar tendrá en los ojos del lector, la magia de tornarse particular y propio. Nos complace invitarle a repasar esos días intensos y esas ideas que nos dijimos comprometidos con un futuro mejor.

De julio a hoy hicimos nuevos amigos y soñamos otros rumbos. La franja amarilla ha ampliado sus márgenes: reuniones, encuentros y corrillos por todo el país, han dejado resbalar la palabra “Disoñar” que, como en un cuento, abre puertas y nos vuelve óptimos y decidimos. Hasta los medios de comunicación se dejaron seducir y transmitieron al país las palabras y los rostros de muchos de los que creemos en una Colombia distinta.

Cada día son más reales los sueños y es mayor el número de disoñadores lo cual nos enorgullece y nos otorga carácter plural y diverso. Esta edición facsimilar, está restringida a los participantes del evento “disoñadores del Futuro. Un Encuentro en el Sur”, y se constituye en una nueva forma de prolongar el encuentro. Una edición más amplia será puesta en forma de libro, para lo cual esperamos contar con su aporte, contestando y enviando la encuesta adjunta.

Un cordial abrazo y una feliz lectura.

 

Octavio Duque López

Mauricio Beltrán Quintero.

Descarga toda la información