DíaAvesmigratorias2015_ADC (36)
DíaAvesmigratorias2015_ADC (42)

Por: Octavio Duque López

Disoñar1 es un neologismo del cual la ADC se apropió para describir la acción de las personas que asumen la responsabilidad de diseñar sus sueños y de ejecutarlos, esta palabra fue usada por vez primera por el Señor León Octavio Osorno.

En 1996 más de 200 personas, provenientes de 14 países, participaron en “Disoñadores del futuro. Un encuentro en el Sur”, convocados por la Asociación para el Desarrollo Campesino. Fue una memorable reunión en la que se compartió el afecto, el saber ser, el saber hacer, el saber tener, el saber estar y de la cual los participantes salieron fortalecidos para continuar construyendo imaginarios sociales y personales.

En 1998, el evento “Con los pies en la tierra. Campo para Disoñar”, fue ocasión para constatar la vigencia del afecto y la importancia de mantener accesibles espacios de encuentro para quienes viven experiencias individuales o colectivas que recorren probados caminos para bienvivir. En efecto, 280 personas de 11 países, compartieron su manera de disoñar.

En 2000, cuando la Asociación de Desarrollo Campesino atendía el llamado a la organización de un tercer encuentro, ciertos actores del conflicto colombiano impidieron su realización.

En 2010, la Asociación para el Desarrollo Campesino, ADC, convocó nuevamente a un encuentro de Disoñadores que llamo “Soñar y Disoñar por múltiples caminos”.  Era el 30 cumpleaños de implicación en la innovación y el uso de herramientas para consolidar el desarrollo a escala humana, que es la opción escogida por las comunidades que la conforman.  Fue una ocasión privilegiada para reencontrar a cómplices que, recorriendo otros senderos, generan bienvivir para sí mismos y para los sectores sociales con los que están comprometidos. Al hacer un alto para analizar el camino recorrido, la ADC considera que, converger con otros disoñadores, fortalece su propio proceso y el de quienes desean compartir un tiempo para, celebrar la diversidad, recargar el afecto y seguir tejiendo redes de solidaridad.

Motivados por la importancia de continuar participando en la construcción de maneras diferentes de pensar, de actuar y de compartir en 2011, en Santandercito, Cundinamarca, un grupo de Disoñadores Bogotanos tuvieron la iniciativa de generar otro encuentro, el tema fue “Bien vivir y bien morir: arte, derecho y ética”. donde se compartió la vida de personas representativas de la diversidad humana que tercamente continúan dando testimonio de esperanza en una sociedad capaz de vivir en armonía con su cultura, con otras culturas y con el medio natural. Luego, en 2012, se vuelven a reunir en Santandercito con motivo de “Festejar Mundos Mejores”.

El próximo encuentro… lo estamos disoñando.